miércoles, 20 de agosto de 2014

Francisco Zúñiga. Esencia de mujer




Nace en Costa Rica en el año 1912, siendo su padre, Manuel María Zúñiga, también un escultor de reconocimiento, y del que aprende gran parte de lo que sabe. 






Con estas enseñanzas, en 1935, ganó el primer premio del Salón de Escultura de Costa Rica, por su obra en piedra llamada "La maternidad". 






En el año 1936 se traslada a México, donde comienza su formación académica en La Escuela de Talla Directa La Esmeralda, en colaboración con el artista Antonio Ruiz "El Corcito", el escultor Oliverio Martínez y el pintor Manuel Rodríguez Lozano, con los que traba amistad, conservando con ellos, durante su vida artística un intercambio continuo de experiencias en torno al lenguaje plástico. 






En el año 1938, es nombrado profesor de una facultad en esta escuela, donde se mantiene hasta que se jubila en 1970. 






En el año1958 le fue otorgado el primer premio de escultura en el Instituto Nacional de Bellas Artes. 






Aparte de colecciones particulares, las obras de este artista se han expuesto ampliamente, con muestras continuas en Los Ángeles, San Salvador, San Francisco, Washington DC, Estocolmo y Toronto. Entre los museos que poseen sus obras en sus colecciones permanentes están el San Diego Museum of Art, el Metropolitan Museum of Art y el Museo de Arte Moderno de Nueva York, en Museo de Arte Moderno de México, el Phoenix Art Museum en Arizona, el Museo de Arte de Ponce en Puerto Rico, y el Hirshhorn Museum de Washington.







Traer este artista al blog es obligado por varias razones. La primera y fundamental es la tremenda inquietud que tiene en su obra el artista por, en general, el desnudo humano, y en especial el femenino. Siendo sus desnudos rotundos, sensuales, en posturas forzadas, postradas, pero de gran belleza y técnica indudable. 






Otro motivo es la reivindicación del desnudo con modelos propios de su entrono, con unas características étnicas de belleza inigualable. Caritas y cuerpos redondos, sinuosos y preciosistas. 






Y aunque no persigue el erotismo como fin, sino más bien la belleza sin par de lo común y cotidiano, sus dibujos y esculturas son de un porte absolutamente demoledor, captando inmediatamente la atención, y concediéndonos el deleite de eso mismo, de la naturaleza en su grado más original y puro.






Para más información visitad la web de la Fundación Zúñiga Laborde A.C. de México: http://www.franciscozuniga.org/






Loki

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...