martes, 19 de agosto de 2014

Joel-Peter Witkin. Controversia y excentricidad





Nace el 13 de septiembre de 1939 en Brooklyn, Nueva York. De padre judío y madre católica, cuyas diferencias religiosas irreconciliables les llevaron a divorciarse siendo él muy joven, solo tenía un hermano, éste pintor de profesión.




Empezó su carrera en la fotografía como corresponsal gráfico de guerra entre 1961 y 1964, en la guerra de Vietnam, hecho que debió de marcarle profundamente. A partir de 1967 trabajará como fotógrafo freelance, consiguiendo el título de artes en 1974 de escultura en la Cooper School Of Fine Arts de Brooklyn, y terminando su formación, becado por la Universidad de Columbia, con el Master de Bellas Artes en la Universidad de Nuevo México en Albuquerque.





El propio artista dice sentirse muy influenciado por el pintor Giotto y por un episodio vivido siendo muy joven, un accidente automovilístico en el que una niña resultó decapitada.





Y es fácil reconocer en su imaginería ese carácter excéntrico y grotesco: muerte, sexo, cadáveres (o partes de ellos) y personas como enanos, transexuales, hermafroditas o gente con deformaciones físicas.





Además diremos que estos personajes aparecen representando evocaciones de pasajes bíblicos o pinturas de los maestros clásicos, lo que le ha traído la marginación y descontento de gran parte del público.





Otros, por el contrario, entre los que nos incluimos, dicen que es capaz con su técnica gráfica y de laboratorio, de lograr hacer bello lo feo. E iríamos más allá, tal y como afirma el artista, somos amantes de lo no querido, de lo dañado, del paria y sobre todo de la crítica a la no aceptación social a lo diferente.





Germano Celant, conservador del Arte Contemporáneo en el Museo de Guggenheim de Nueva York, en 1995, en presencia de Witkin en su retrospectiva, explica la importancia del fotógrafo como sigue: “El primero pule lo deformado, pero lo fundamental y lo aterrorizante deber ser la luz”.





Finalmente diremos que el tiempo le ha dado la razón llegando a convertirse en un fotógrafo muy cotizado mundialmente. Aparte de en colecciones particulares, existen colecciones permanentes en museos como la Biblioteca Nacional de París, el MoMa de San Francisco, el Museo Stedelijk en Ámsterdam, el MoMa de Nueva York o el Whitney.
 



Si queréis conocer más de este particular autor, y aunque no existe una página oficial, podéis pasaros por la web que recoge un extenso documental de él, realizado por Thomas Marino titulado “Joel-Peter Witkin: An objetive eye” en: www.witkinmovie.com/

 

 Loki


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...