martes, 19 de agosto de 2014

Los títulos ingeniosos del porno y el "porn spoof"





La industria de cine porno, de gran poder de facturación y repercusión social, no ha necesitado nunca demasiada publicidad  ni artificios para hacerse con gran parte del público. Cuando, a finales de los años setenta y principios de los ochenta, encuentra serias dificultades de difusión y se enfrenta a fenómenos como la distribución en VHS, internet o la llegada del DVD y, posteriormente, la alta definición y el Bluray, algo que ya tratamos en el post de cine “Boogie Nights. Los avatares de la industria del porno”, la industria desarrolla mecanismos ingeniosos para atraer al comprador.



Uno de ellos, y el que me parece un fenómeno de plena actualidad, es el de las parodias de películas de éxito, cuyo nombre se cambia para adecuarlo al contenido sexual de las mismas, y, por consiguiente, son de un ingenio dudoso pero de un humor extraordinario.



Ya en los setenta y ochenta los títulos, en rima, son graciosos:


Las novatas se abren de patas

Vino a por trabajo y le comieron lo de abajo

Caray con el mayordomo que largo tiene el maromo

Colegialas en celo aprenden inglés a pelo

Conejos jugosos para penes rabiosos

El indecente ladrón y su rabo juguetón

Por un puesto de trabajo pongo el culo a destajo

A la playa sin toalla

Vacaciones de verano con el pepino en la mano

Negratas con tres patas

La pornográfica Ana y su putísima hermana

Ensalada de pepino en el colegio femenino

Tetas erectas duras como piedras

Las maduras me la ponen dura

Chingar junto al mar

Verga dura para mujeres maduras

Bombera agárrame la manguera

Ven abuelito que te toco el pito

Crema jugosa para jóvenes ansiosas

En boca cerrada no entran moscas, pero entran pollas como roscas

Fui al trabajo y me comieron lo de abajo


Sueca bisexual busca semental

Por delante y por detrás me gusta más

Noches desenfrenadas con las bragas quitadas

El fontanero, su mujer y otras cosas de meter

Nabos duros, higos maduros





Pero no nos equivoquemos, es en los años sesenta, en manos del espabilado Herschell Gordon Lewis, cuando surge el género denominado “porn spoof”, o parodias porno. Con los títulos “Goldilocks & The Three Bares” (1963), parodia musical y nada infantil del entrañable cuento “Ricitos de oro y los tres ositos” y “Sin-derella & The Goleen Bra”, el éxito fue tal que fueron reestrenadas en todos los cines de estados unidos. Películas de corte erótico, con desnudos y música como aderezo.



Una vez que se abre la veda, otros toman el relevo de tan suntuoso pastel y, “The First Nudie Musical”, considerada película de culto, musical, inspirada en “Cantando bajo la lluvia” dirigida por Mark Haggard, obtuvo también gran éxito.



Pero es “Flesh Gordon”, inspirada en “Flash Gordon”, la que realmente podemos denominar pionera en el género, tras estos inicios simpáticos, y todavía inocentes, del género. Se estrenó en 1974 y tuvo serios problemas de censura, pasando de 90 minutos a 70 con los recortes de pudor. Su secuela, menos lograda, “Flesh Gordon Meets The Cosmic Cheerleaders” (también dirigida por Howard Ziehm en 1989, no gozó del mismo éxito, pero era la misma escusa para enseñar carne con el pretexto de parodiar guiones de grandes películas a modo de sátiras, chistes fáciles y sexo explícito.



Así aparecerían multitud de títulos hasta nuestros días, veamos algunos ejemplos:


San Fernando Jones & The Temple of Poon

La banana mecánica

Alicia en el país de las verguillas

Abierta hasta el amanecer

Los Pichapiedra

Rambonabo

Nabocop

Rabocop

Raboman

Penetreitor

El Polvo Jurásico

El Club de la Ducha

Pene de Muerte

Don Pijote de la Mancha

El guapo, el feo y el miembro

La princesa Nabo, primera trilogía de la amenaza travesti

Las cosas del joder

Sin bragas y a lo loco

La Guarra de las Galaxias

Indiana Jones: en busca del rabo perdido

Eduardo Manospajeras

El planeta de los Pollanimios

El polvo sobre el rio Kuait

Con pollas y a lo loco

Indiana Jones y el Rabo Maldito

Por un puñado de polvos

Pútalo Bill

7 pollas para 7 hermanas

Hospital Genital

Mama quiero ser artista, porno, claro

Tetanic

El cartero siempre llama con el rabo

Eduardo Manospenes

Tócamela otra vez, Sam

Porculeitor

MI2: Pollón imposible

Pollemon

Eyacula (Drácula X)

Papoya el Marino

El poli, el lama y quien los lame

Alguien penetró en el nido de Cuco

The Sex Blair Project


 
 
 
 


Finalmente reseñar que si hay un título simpático, fiel a la película original con ligeras variaciones, y con cierta originalidad, esa es “Eduardo Manospenes”, estrenada al año siguiente de la de Tim Burton, en 1991, y que cosechó gran éxito de taquilla. Esto le llevó al director, Paul  Norman, a dos secuelas más con el mismo protagonista, Sikki Nix, que llegaba a igualar en su interpretación de acomplejado al mismísimo Johnny Deep. 


Y no os perdáis la escena final, a los que vivieron los años ochenta, les resultará más que simpática.


Loki


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...