miércoles, 17 de septiembre de 2014

Las fantasías de mujeres y hombres




A diferencia de las mujeres los hombres son muy visuales y sus fantasías no se concentran tanto en las emociones. Las fantasías más comunes entre los hombres son: el streptease, hacer el amor con dos mujeres, la lencería sexy, ver como se masturba su pareja, sexo anal, ser agresivo (sin llegar a serlo) o ver como se tocan dos mujeres.



Las mujeres, tienen un sensor más delicado y exquisito, relacionado con el tacto y el olfato. Casi siempre las mujeres prefieren concretar sus fantasías con sus parejas, pero cuando esto no es posible, fantasean con viejos amores o relaciones idílicas. Fantasean mucho más que los hombres en mantener relaciones con alguien de su mismo sexo, porque creen que entre mujeres saben mejor lo que necesitan. Casi siempre sus fantasías tienen un tono romántico, pero en otras quieren ser abordadas de forma salvaje.



Los hombres, por el contrario, se encienden con fotos o videos eróticos, el sexo oral o que los masturben; es una prioridad en sus fantasías, deliran con la idea de entregarse a más de una mujer, y si juegan entre ellas mucho mejor, y se obsesionan con la fantasía del sexo anal o la sumisión de la mujer, esto les apasiona.






La escritora erótica Celia Blanco cuenta en su libro ” Con dos tacones” que las fantasías más comunes entre las mujeres son: en grupo mientras otros miran, la violación, en lugares públicos, con amantes más jóvenes que ellas, con actores o haciendo de dominatrix o sumisas.



Durante mucho tiempo fantasear fue considerado como algo vergonzoso, pero actualmente ya es aceptado por las mujeres, ¿por qué?: porque interviene en el equilibrio mental, fomenta el deseo, incrementa el placer y son el pilar de una sexualidad más abierta.
Una fantasía sexual es la representación mental creada por el subconsciente, teniendo como tema principal las relaciones sexuales, estas representaciones mentales generan en el ser humano un estado de emoción y excitación, principalmente sexual.


Todas las personas tienen fantasías sexuales, a cualquier edad, de forma consciente o inconsciente y de una manera explícita o implícita. Siempre se ha pensado que las mujeres tienen menos fantasías sexuales que los hombres, cosa incierta, ya que tienen las mismas, solo que los hombres sienten menos vergüenza en admitirlas o contarlas.




Ya que en nuestra mente las neuronas están siempre conectadas, una fantasía puede originarse de un recuerdo, de una imagen, de un olor, y es lo que nos hace preguntarnos, ¿cómo he podido imaginar esto que me da tanto placer?.

Bonitas fantasías a todos.





Freija.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...