lunes, 15 de septiembre de 2014

Mujeres con curvas


Muchas mujeres sufrimos, porque por más dieta o ejercicio que hagamos, nunca logramos tener la figura esbelta que deseamos; nosotras empeñadas en adelgazar, y ellos con los ojos puestos en las curvas de otras, a ellos le atrae un buen trasero y unos grandes senos, qué se noten.


No estamos diciendo que se deba engordar como un globo, pero un poco de forma y redondez, nos hace bellas y a los hombres les encanta. Los complejos que acarrea el verse gorda hace que tengamos pensamientos negativos sobre nosotras mismas, y muy pocas nos atrevemos a preguntar a nuestras pareja sobre cómo nos ven y menos aún, creerlos cuando nos dicen que nos ven bien y que les gustamos.


Lo importante en estos casos es que estemos conforme con el cuerpo del otro, y que si les atrae lo suficiente como para pasarlo bien juntos; mas allá de lo que los medios de comunicación nos muestran a diario: mujeres que no son reales, mujeres que no se ven en los negocios, ni en la universidad o en la escuela. Las mujeres compiten por un cuerpo esbelto sin preguntar a los hombres si les agrada que ellas sean diferentes a lo que son.


Nosotras mismas ignoramos la realidad del gusto masculino y su admiración por las curvas, llevándonos a luchar por hacer desaparecer ese volumen corporal con el que tantos hombres fantasean. En el transcurso de los siglos, los hombres han idealizado a la mujer con volumen, con personalidad, una mujer que les otorgue fortaleza, porque aun siendo el sexo débil somos el pilar de toda relación.


Las curvas los vuelven locos, sus ojos se van cada vez que ven un pantalón apretando carnes, y es que, a más kilos, pechos más grandes y culos más hermosos; y todo ello forma parte del instinto primario masculino y de su evolución.


Investigadores de la universidad de Texas, dicen que las mujeres con curvas golpean el cerebro de los hombres como una droga; se hizo un estudio donde se mostró fotos de mujeres rellenitas, que posteriormente pasaron por la cirugía plástica sin perder nada de su peso, pero distribuyendo la grasa a otra parte del cuerpo, y las imágenes que se tomaron por resonancia magnética de los observadores, mostró actividad en la parte del cerebro que es estimulada por drogas placenteras.


Los antropólogos han demostrado a través de innumerables estudios que los hombres prefieren una relación de cadera ancha-cintura pequeña, sin importarles el peso corporal. Estos antropólogos especulan que la salud de las mujeres con curvas, dan señales de capacidad reproductiva y juventud.



Feija.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...